EL CIELO POST MORTEM escrito por: JULIO C. GILIBERTI L.

 

Foto de Genpreca Aragua.

El Cielo Post Mortem.

La imaginación humana, las neuronas, los cuentos ancestrales, la iglesia, religiónes, los que han estado en coma y para de contar, han sido lo suficientemente claros en expresar que al morir nuestra alma o espíritu se van al cielo-paraíso.

Como contradecir hechos relevantes a nivel mundial, unos más concisos otros muy exagerados, pero que científicamente no pueden explicarce, allí es donde la racionalidad y la ciencia chocan, millones de humanos así lo creen otros no.

Esto se deriva a que el libre albedrío-escéptico es cuestionado por su frialdad realista, pero los aspectos reales por vivencias de personas que han vuelto de la muerte y otras manifestaciones en fotografías, vídeos e inclusive soñadas, son relevantes ante cualquier objecion.

El Cielo por si existe sólo debes subir tu mirada y ya, así como los miles de paraísos terrenales en la misma Tierra, pero que nos espera a todos por igual es el tabú, y no creo que sea así, alli según hay una separación los “buenos” por un lado y los “malos o suicidas” por otra, a lo mejor es así porque es lo mas lógico en analizarlo.

Pero como contradecirlo, si solo imaginartelo crea una esperanza o fe mediante el cual te anima aceptar la muerte de tu ser querido, con esa ilusión de reencuentro con quienes antes se fueran como tus ancestros, padres, hijos, amigos y todos aquellos que conociste terrenalmente.

Es la razón de ser o peso que permite sustentar la tradición, la creencias y la fe, la manipulación de la iglesia y de muchas religiónes en el mundo han sido las causantes para que no creamos en cuentos de caminos, si no que se acepte la muerte como un principio básico por vivir.

Si lo vemos de ese punto frío es lo que se nota diariamente cuando muere un humano, es lógico es visible, lo que es obvio es que lo espiritual como lo imaginarion son en sinergias que inmaculado al fin, son para sus creyentes, no así para los escépticos.

Se cree o no, es el libre albedrío humano, por ello tampoco quiere decir que no experimente esa experiencia, millones son los casos y millones creen ahora, por ello no subestime sus pensamientos déjelo libre y verán mundos inimaginables.

Escrito por
JULIO GILIBERTI

Comentarios cerrados