LA HIDROLISIS ALCALINA NUEVA ALTERNATIVA A LA CREMACION DE DIFUNTOS.

 

Hidrólisis alcalina nueva alternativa a la cremación

La incineración es un método que día a día cobra mayor fuerza como alternativa al la sepultura tradicional. Datos publicados por la Sociedad de Cremación de Gran Bretaña, señalan que en las sociedades occidentales, la incineración es la fórmula preferida de la mayoría de las personas, respecto a otras culturas como las orientales.

 

Sin embargo, el principal inconveniente es que arroja a la atmósfera grandes cantidades de óxidos de carbono, dioxinas y otros contaminantes, además del mercurio volatilizado de los empastes dentales. Aunque suene increíble, la industria funeraria busca fórmulas para minimizar los riesgos de la cremación y nuevas técnicas que reduzcan el impacto medioambiental.

 

Hidrólisis alcalina

Una propuesta interesante es la hidrólisis alcalina que consiste en introducir los restos mortales en un cilindro de acero a presión que vierte una mezcla de hidróxido de potasio y agua a 170º C.

 

Tras el proceso, cuya duración es de aproximadamente dos horas, el único residuo sólido que queda es una matriz de fosfato cálcico proveniente de los huesos que conserva la forma del esqueleto, pero que al comprimirlo se desmorona y queda reducido a un pequeño montón de sal, mismo que es entregado a los familiares.

 

Reciclaje biológico

 

Una de las empresas pioneras en este campo es la escocesa Resomation. Sandy Sullivan, su director general, ha señalado que “la biocremación emplea agua en lugar de fuego; es una versión acelerada de la descomposición natural y produce ocho veces menos bióxido de carbono que la cremación con un tercio de la energía.

 

Sin emisiones de mercurio (los empastes quedan enteros en el polvo), neutraliza el líquido de embalsamar, destruye cualquier enfermedad (virus y bacterias) y devuelve al ecosistema sólo los bloques orgánicos elementales de la vida.

 

Para Sullivan, se trata de un novedoso sistema de disposición humana parecido al que fuera utilizado por la Unión Europea a raíz de la enfermedad de las vacas locas. Cada país, sin embargo, tiene su propia legislación respecto de la aplicación de dicho método en seres humanos.

 

Método ya probado…

De acuerdo con el director de Resomation, en Estados Unidos, sólo en New Hampshire y Minnesota está aprobado su uso y en este último estado, la Clínica Mayo dispone cada año de unos 100 cuerpos donados a la ciencia, que desde 2005 se reciclan por hidrólisis alcalina.

 

En el caso de Europa, Sullivan confía en que el marco legal se adapte; por lo pronto países como Francia, Alemania e Italia ya han mostrado interés.

Comentarios cerrados